Escrito en: enero 17, 2021 por: admin

En el ranking de consultas cafeteriles, las cápsulas recargables pican en punta. Yo recomiendo el sistema Caffetino porque es justamente eso: un sistema. Además de las cápsulas que pueden usarse más de cien veces, ellos incluyen café de especialidad tostado por uno de los grandes maestros argentinos (La Motofeca, de Walter Mitre) y, todavía más importante, molido especialmente para la máquina espresso. O sea, fino. Porque la cápsula es importante pero todavía más lo que le pongamos adentro. Hay cuatro orígenes: Brasil, Colombia, Nicaragua y Etiopía, que se presentan en paquetes de 250 gramos, lo cual alcanza para unas cuarenta recargas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *